Seguidores

Contador de Visitas

AmazingCounters.com

Contador de Visitas

4 mar. 2015

¿Una Wicca Celta?



Hoy en día, much@s bruj@s se consideran celtas y no digamos ya los wiccan@s.
Una cosa es considerarse y otra serlo. Ser wiccan@ no te hace celta. Principalmente porque en la época celta (2000 ac, desde finales de la Edad de Bronce) no existía la Wicca. Vamos, ni en pensamiento. Por eso es una religión NEO-PAGANA, con la que se intenta provocar un "renacimiento" de la Antigua Religión. El precursor de todo esto fué Gerald Gardner en la década de los años 50. Desde que Gardner sacó a la luz su particular manera de vivir la Wicca y la brujería se ha ido modificando, tanto a través de los practicantes de brujería como a través de los practicantes de Wicca, ya que hoy en día dista mucho de las primeras enseñanzas de Gardner. Por ésto, es imposible que la Wicca sea celta. Otra cosa es que queramos tomar bases celtas en el intento de hacer que sea una religión seria y respetada.
Los celtas siempre han sido, son y serán guerreros, tanto espirituales como FÍSICOS. Además de luchar por la verdad y la igualdad. Tenían un gran secretismo en sus costumbre y sobre todo mágico. Ésto quiere decir que los “dones” no pueden hacerse públicos y, mucho menos, comerciar con éllos.
Actualmente, existen pero siguen manteniendo el secretismo (tanto mágico como ritual) y se mueven dentro de grupos cerrados que para nada son accesibles al resto de profanos.
La única forma de ser un wiccano celta, según la doctrina y tradición druida, es pertenecer a élla por sangre o ser invitado por un miembro de una familia que sí lo sea. Una vez se es invitado por alguien celta por sangre, se deben pasar una serie de “pruebas” que te hagan merecedor de ello. Estas personas, los auténticos celtas, los que lo son por sangre, no suelen prodigarse por internet aunque estén en las distintas redes sociales que existen. Y tampoco suelen prodigar su “linaje”. Por éso cuesta tanto demostarlo. Ya véis que el secretismo y la reserva son sus mayores preocupaciones y una de sus obligaciones. Y también el respeto y mantenerse libres en su libertad. En la libertad inherente al ser humano de decir o no qué tipo de religión profesa. Ninguno lleva un neón en la frente que diga “SOY CELTA”. Ninguno se jacta, a ninguno se le llena la boca diciendo: “Soy celta por herencia”. Y normalmente, todas las tradiciones (que en su momento fueron transmitidas de forma oral) son guardadas con recelo y JAMÁS se publican por internet. Se dan a quién es merecedor de recibirlo. Y ¿quién valora ésto? Pués ancianos venerables, normalmente, o jefes de tribu. Dentro de la jerga wiccana, diríamos que son l@s Élder o l@s Sum@s Sacerdotisas/Sacerdotes.
¿Cómo, pués, podemos considerarnos wiccan@s celtas? Como os decía anteriormente, hemos de agradecerle MUCHÍSIMO a Gerald Gardner que tuviese la brillante idea de darle este nombre a una brujería tradicional. Pero no nos olvidemos que Gerald Gardner era, ante todo, un gran ocultista y un gran esotérico (entre otras cosas). Hizo una mezcla explosiva de tradiciones, de leyes, de rituales, etc. que a veces chocaban entre sí y siguen chocando.
Si no realizamos un trabajo profundo dentro de la cultura y tradición celta, jamás podremos decir que somos wiccan@s celtas. Y éso no es fácil porque, como también os decía, el secretismo es extremo.
Ésto es fácil de entender: en la época celta casi no se distinguía entre el bien y el mal. Me explico. Las cosas se hacían porque debían hacerse sin darle demasiadas vueltas. No quiero decir con ésto que fuesen unos salvajes. Pero casi. Tengamos en cuenta que esta civilización empezó a finales de la Edad de Bronce (2000 años antes de Cristo) y llegó a su máximo esplendor a finales de la Edad de Hierro,. Desarrollaron las denominadas culturas de Hallstatt y La Tène. La primera ( Hallstatt) fue desde finales de la Edad de Bronce y principios de la Edad de Hierro y tomó su nombre de la Alta Austria. Y la segunda (La Tène) fue desde la segunda mitad de la Edad de Hierro hasta el 50 ac. y fue la que se expandió hasta la Península Ibérica entrando por los Pirineos. El concepto de bien y de mal es posterior al nacimiento de Cristo, es de nuestra Era. En la época celta se hacían sacrificios animales (básicamente eran cazadores) y se trabajaba con lo que hoy llamaríamos “magia simpática”. Ésto quiere decir que si tenían que curar el riñón de uno de los miembros de la tribu, utilizaban el riñón de un animal porque era no las parecido. Ésto es lo que nos diferencia en la época actual de ellos, sin hacernos ni mejores ni peores. Simplemente que los tiempos cambian y nos adaptamos a ellos. Sí que adoraban a la naturaleza, básicamente porque era una parte de su sustento y debían cuidarla para seguir subsitiendo. Esto ahora lo hemos olvidado. Bueno, no todos. Pero sí la mayoría.
Ahora os voy a explicar los conceptos básicos de la Wicca Celta. Están sacados de distintos textos, que me fueron dados hace ya algunos años, pero creo que es importante que estos conceptos se tengan claros. Así no nos llevamos a confusión.
CONCEPTO WICCA CELTA:
- Las creencias de la Wicca Celta se encuentran firmemente enraizadas en la Tierra y en los Espíritus elementales que constituyen la propia esencia de la Naturaleza, lo que incluye los cuatro Elementos básicos que la conforman: Aire, Agua, Tierra y Fuego.
- Los Wiccanos Celtas se caracterizan por mostrar un gran respeto por la tierra y por el interés hacia el conocimiento constante. Además se interesan por las cualidades curativas de plantas y piedras, el uso de los flujos energéticos de la tierra, los árboles y formaciones rocosas, lagos, ríos, etc.
- Una característica primordial de los wiccanos celtas es la devoción por la Gran Madre, La Madre y las Diosas Guerreras, lo cual brinda una situación de igualdad absoluta entre la mujer y el hombre.
- Un Wiccano Celta está dispuesto a aprender y utilizar la magia de las hierbas y plantas, de las piedras y gemas. Debe respetar los poderes de los Elementales y de los Elementos al solicitar su ayuda. Además debe aprender a comunicarse con los Espíritus de Los Antiguos (nuestros ancestros). Se aprende que aquéllo aparentemente imposible, puede ser posible, si se le respeta adecuadamente.
- La Wicca Celta se basa en el equilibrio de lo espiritual – o supremo – y lo material – o físico -, ya que uno se encuentra presente en el otro. Es primordial cultivar la espiritualidad propia en cada persona, que es la que ayuda a que se entre en contacto con el mundo espiritual.
- Para los wiccanos celtas, los brujos, hechiceros o magos deben cultivar cuatro poderes que se constituyen en normas antiquísimas de iniciación y consisten en “saber” (noscere), “atreverse” (audere), “querer” (velle), “permanecer callado” (tacere): “Saber los conocimientos para practicar los ritos mágicos, atreverse a ponerlos en practica, querer la manifestación y permanecer callado respecto a lo que se hace”. Esta última parte es muy importante ya que el silencio de sus creencias y actos evita que personas curiosas les juzguen o interfieran con sus propias vidas.
- Para permanecer equilibrado, el brujo o bruja wicca celta debe contar con esos cuatro poderes que así mismo están relacionados con los Cuatro Elementos: Saber (noscere) se corresponde con el Aire; Atreverse (audere) se corresponde con el Agua; querer (velle) se corresponde con el Fuego y callar (tacere) se corresponde con la Tierra. Existe un quinto elemento tanto o más importante que estos cuatro: evolucionar, ir, progresar, andar (ire) que se corresponde con El Espíritu que habita en el interior de todas las cosas.
- La tradición wicca celta funciona básicamente respetando y conociendo las fuerzas de las energías del planeta, de la naturaleza, de la Luna y del Sol (representantes de La Gran Madre y el Gran Padre respectivamente). Se trata de una tradición que se encuentra en perfecta armonía con nuestro planeta y por consiguiente con todos los seres que habitan en él.
PRINCIPIOS DE LA WICCA CELTA:
1.- Practicamos ritos para armonizarnos, a nosotros mismos, con el ritmo natural de las fuerzas de vida, señaladas por las fases de la luna, cuartos estacionales y semi-cuartos.
2.- Reconocemos que nuestra inteligencia nos da una responsabilidad única hacia nuestro medio ambiente. Tratamos de vivir a tono con la Naturaleza, en balance ecológico, ofreciendo nuestro compromiso para con la vida y la conciencia, dentro de un concepto evolucionista.
3.- Reconocemos la existencia de un poder lejano más grande que el aparente para la persona común. Porque es más que ordinario, algunas veces se le llama “sobrenatural”, pero nosotros lo vemos como en estado latente dentro de cada uno de manera naturalmente asimilable e inherente a nuestra conciencia.
4.- Creemos que el Poder Creador, en el Universo, se manifiesta a través de la polaridad – masculina y femenina- y que este Poder Creador está en toda la gente, y funciona a través de la interacción – psicológica – de lo masculino con lo femenino. No ponemos ningún género por encima del otro, porque sabemos que cada uno es un apoyo para el otro. Equilibrio de géneros.
5.- Reconocemos ambos mundos, exterior e interior, éste último conocido como el Mundo Espiritual, el Subconsciente Colectivo, Planos Interiores, etc. Y vemos en la interacción de estas dos dimensiones la base para los fenómenos paranormales y para el ejercicio de la magia. No descuidamos ninguna dimensión por la otra, siendo ambas necesarias para nuestra realización personal.
6.- No poseemos una jerarquía autoritaria, pero honramos a aquéllos que nos enseñaron y enseñan, respetamos a aquéllos que comparten su conocimiento y sabiduría, y agradecemos a quienes valientemente se han dado ellos mismos por el liderazgo.
7.- En el vivir diario vemos religión, magia y sabiduría unidas por la forma en que vemos y vivimos el mundo: Una visión global, una filosofía de vida que identificamos como Brujería-Hechicería-La Senda Celta/Druida.
8.- Llamarse “Brujo” no hace un Brujo, pero sí lo hace la herencia y la tradición. Una Bruja o una Hechicera trata de controlar a las Fuerzas de la Vida, dentro de ella misma, para vivir sabiamente y hacer su voluntad sin perjuicio para otros y a tono con la Naturaleza, siempre desde la reserva y el obligado secretismo de su posición mágica.
9.- Creemos en la afirmación y el compromiso con la vida, en una continuación de nuestra evolución y desarrollo de la conciencia, para dar sentido al Universo conocido y a nuestro papel personal dentro de él.
10.- Nuestra única animosidad hacia la Cristiandad, o hacia cualquier otra religión o filosofía de la vida, es referente a que tienden a proclamar ser “la única forma” y han tratado de negar la libertad de culto para los otros, y de suprimir otras formas de práctica y creencia religiosa.
11.- Como Brujos y Hechiceros celtas, no estamos amenazados por los debates de la Historia, los orígenes de diversos términos ni la legitimidad de aspectos diversos de tradiciones diferentes. Estamos preocupados de nuestro presente y nuestro futuro respetando y, guardando de miradas indiscretas, nuestro pasado y nuestra propia historia.
12.- Nosotros no aceptamos el concepto de mal absoluto, ni adoramos a cualquier entidad conocida como “Satán” o “el Diablo”, tan definidos por la tradición cristiana. No buscamos poder a través del sufrimiento de otros, ni aceptamos que el beneficio personal puede estar asociado sólo a la negativa del mismo para otro individuo. Ante las injusticias, luchamos.
13.- Creemos que debemos buscar dentro de Naturaleza lo que contribuye a nuestra salud y nuestro bienestar, rechazando en todo lo posible, aquéllo que no sea natural. La Naturaleza nos da todas las respuestas y, en élla, debemos buscarlas. Solo, en último recurso, aceptaremos la injerencia de la química, tóxica, en nuestro organismo.
LEMA CELTA/DRUIDA:
TIERRA es mi cuerpo, AGUA mi sangre, AIRE mi aliento y FUEGO mi espíritu.
Después de hacer esta exposición escrita, hecha desde el poco conocimiento que tengo y habiéndome ayudado de otros textos, espero conseguir que se respete esta tradición. Espero que se nos tome un poco en serio, porque el esfuerzo que estamos haciendo desde Wicca España para conseguirlo es importante.
También quiero puntualizar algunas cosas referentes a Wicca España:
- Wicca España no tiene un "escaparate" en internet. Utilizamos este medio para que vosotros podáis encontrarnos. Pero nunca se va a exponer nada de lo que se haga en los coven.
- Tampoco vamos a hacer apología ni de esta religión ni de ninguna, evidentemente.
- No queremos "evangelizar" a nadie.
- Nuestra web tampoco es escaparate, sigue siendo para lo mismo: para que nos localicéis.
- Somos próximos para todo aquel que lo pide. Hablamos con todo aquel que nos requiere.
Sólo aclarar una vez más que desde Wicca España seguimos la tradición de Wicca Ávalon, PERO NADA MÁS LEJOS DE LO QUE MUCHOS PIENSAN:
- En nuestras reuniones de coven o celebraciones de la rueda del año, NO BAILAMOS DESNUD@S ALREDEDOR DE UNA HOGUERA EN EL MONTE.
- Nuestro panteón NO son los personajes de las Leyendas del Rey Arturo.
- Aunque se tomen nombres de iniciación de las Leyendas del Rey Arturo, NADA TIENEN QUE VER con los personajes de estas Leyendas. En el resto de tradiciones no lo sé. Pero en la nuestra NO.
A veces es cansado repetir siempre lo mismo... Y más cuando quien lo pregunta no tiene el más mínimo interés, cuando su único interés es intentar DESPRESTIGIAR a esta entidad o a cualquiera de sus integrantes.
Agradecida, como siempre, de que dediquéis unos minutos de vuestra vida a leer lo que comparto con vosotros desde el corazón de una mortal wiccana. Y me dejo muchas cosas...
© Morganna Barcelona.