Seguidores

Contador de Visitas

AmazingCounters.com

Contador de Visitas

18 mar. 2015

Recolección, secado y conservación de las plantas.







Recoleción
No debemos arrancarlas o cortarlas enteras y sin pedirles permiso. Lo recomendable es cortar una flor o unas ramas, según lo que se vaya a utilizar.
El mejor momento para recolectar las plantas medicinales es un poco relativo. Normalmente, durante la floración es cuando mayor cantidad de principios activos contienen y es el mejor momento para cortar las flores, hojas o la planta al completo.
Cuando necesitemos la raíz, hay que esperar al segundo año de edad de dicha planta para que sea más efectiva y cortarlas en otoño.
Para las plantas en las que la parte útil sea la corteza, esperaremos a que llegue la primavera para cortar un trozo. Iremos con cuidando de no dañarlas.
El fruto lo cortaremos cuando esté disponible.
Secado
El secado depende de la parte que queramos secar:
Flores, hojas o planta completa: Se atan en un manojo y se cuelgan boca abajo, en un sitio bien ventilado y que no les dé el sol. Dejarlas secar de 3 a 4 semanas.
Raíces, cortezas y frutos: En marcos de madera con malla metálica o tela de algodón. Se cortan las raíces en láminas, las cortezas en trozos pequeños y los frutos se dejan enteros. Se colocan en uno de los marcos y se tapan con el otro. Se dejan secar durante 1 mes en lugar ventilado y a la sombra.
Si nos corre prisa, tenemos dos opciones:
- Siempre podemos ponerlas entre dos hojas de papel secante con un peso encima (si no son flores) y cuando hayan soltado toda el agua, sacarlas para q se ventilen y no se enmohezcan.
- Podemos utilizar el horno: la temperatura del horno no debe superar los 33ºC. Colocaremos la planta encima de la rejilla y dejaremos en todo momento la puerta del horno entreabierta, unos 5 cm.
Conservación:
Cuando estemos seguros de que las plantas se han secado por completo, podemos proceder al envasado. Para ello nos serviremos de frascos de cristal limpios y secos. Introduciremos poco a poco la planta, apretando ligeramente para sacar parte del aire, pero que quede suelta. La llenamos hasta el borde y tapamos.
Guardado:
Guardaremos los frascos en los armarios de la cocina o despensa, ya que es la zona más fresca. Si no hay puerta o cortina para que estén en la oscuridad, los taparemos con un trapo o los pondremos dentro de una caja de cartón.
Las plantas, si el proceso de conservación es correcto, mantienen sus propiedades durante 1 año. Pasado ese tiempo, es preferible tirarlas y recolectar otras frescas.
Fuente: Apuntes de naturopatía.
© Morganna Barcelona