Seguidores

Contador de Visitas

AmazingCounters.com

Contador de Visitas

12 may. 2014

Espagiria


espagiria_f97a73be623f16bbfc9724a9d4512271


Espagiria, la medicina alquimica
Pese a que la mayoría de la gente piensa, la Espagíria no es un tipo especial de producto de entre los que se usan en las medicinas alternativas, sino que constituye todo un cuerpo doctrinal referente de una visión y comprensión de la Naturaleza, de la Salud y de la enfermedad emanados de un paradigma científico diferente, lo que exige, desde luego, la participación activa en su lógica interna.

El término " spagyria " acuñado por el propio Paracelso sobre los términos griegos SPAO (disolver) y AGEIREIN (reunir), nos lleva directamente al apotegema fundamental de las ciencias nacidas del paradigma chémico o egipcio: SOLVE ET COAGULA, esto es: "disuelve y coagula ", imperativos que definen los dos estados polares de la materia desde una apreciación " di-mensional ", estados a los que se da el nombre de SULFUR y MERCURIUS, sin que tengan, por cierto, relación de parentesco alguna con sus homónimos químicos ( azufre y mercurio).

Podríamos definir al MERCURIUS como al máximo estado de disolución a que tiende el SULFUR, y a este, por su parte, como al máximo estado de coagulación o densidad a que tiende el MERCURIUS. Como puede adivinarse, ambos polos extremos conforman un todo dinámico representado en el simbolismo hermético con el "ouroboros " o serpiente que se muerde la cola ( " qui caudam suma vorabit "). Una misteriosa fuerza a la que los alquimistas llaman " spiritus mundi ", "Espíritu universal ", " Baraka ", " Ruh ", o simplemente " dynamis ", empuja irremediablemente al estado SULFUR, llegado al máximo de coagulación posible, hacia la disolución, hacia la pérdida paulatina de toda cohesión, hacia el Caos. Esta entropía empero, se halla compensada por un proceso contrario que anida en lo más íntimo del proceso mercurial y que se comporta como el principio de coagulación. Si al extremo mercurial le llamamos MUERTE, al extremo sulfúreo lo identificaremos con el NACIMIENTO, de modo que cada uno de los polos presenta en lo más íntimo de su naturaleza una irresistible querencia hacia el otro.

Podría decirse sin herir a la verdad que en el seno del MERCURIUS habita el germen del SULFUR y que en el corazón del SULFUR se halla el germen del MERCURIUS, ley universal expresada en el símbolo del " Andrógino " que explica toda la dinámica de la Creación, y, que en el caso del drama humano, se traduce en la certeza de que Vida y Muerte forman parte de un único y necesario proceso, de una cadencia, de una simetría dinámica impuesta por el Espíritu Universal desde el principio de los tiempos.
Los estados extremos que acabamos de definir, se completan con un tercer elemento al que Basilio Valentín dio el nombre de SAL. El estado salino es por definición un estado intermedio entre el SULFUR y el MERCURIUS. Entre el estado mercurial que supone el agua frente a su natural sulfur que es la nieve, el granizo representaría al estado salino.

Tiene además la SAL la propiedad de detener temporalmente ( y de hecho solo en apariencia), la dinámica del Espíritu Universal apresándolo en una red o malla cristalina. El fenómeno de la cristalización fue por eso estudiado con especialísimo interés por espagíricos y alquimistas, habida cuenta de que suponía por una parte un instrumento natural capaz de frenar la entropía y por tanto capaz de alargar la salud y la vida física ( la observación de la conservación de alimentos por salazón confirmaba esta hipótesis) y por otra un modo de manipular informaciones energéticas altamente sutiles e incluso de atrapar, disponiendo de la red cristalina adecuada, al mismísimo Spiritus Mundi.

Los sistemas terapéuticos desarrollados a partir de una tal cosmogénesis, difieren de forma radical de aquellos a los que nuestro mundo nos tiene acostumbrados. Los propios conceptos de SALUD, ENFERMEDAD, NACIMIENTO y MUERTE, cobran en el contexto espagírico una semántica distinta y se insertan en una escala de valores diferente. Para el espagírico lo fundamental es establecer la situación correcta del paciente en el vector SULFUR-MERCURIUS, es decir, en el vector COAGULA-SOLVE o más claramente hablando, en el de VIDA-MUERTE. La ciencia chémica establece varios sistemas capaces de determinar ese estado SULFUR-MERCURIUS que nos interesan y que determinará el llamado TEMPERAMENTO ACTIVO del paciente.

La observación de las leyes herméticas, la Astrología y otros recursos de la Espagíria , determinarán a su vez, el patrón físico y mental hacia el que debe tender para obtener la curación.
El último paso consiste en la preparación (sí fuese necesario) y en la aplicación del remedio espagírico conveniente así como en la consiguiente adecuación del remedio elegido a la naturaleza del paciente. Sabedor el espagirista de que el conjunto de fuerzas o modulaciones del Espíritru Universal que actúan sobre su paciente, es el mismo que actúa en toda manifestación de la Naturaleza, se aplica enseguida a utilizar esas mismas fuerzas para la confección de su remedio haciendo uso de la Ley de las Signaturas y de la aplicación del Álgebra sagrada.

La adecuación a la que hacíamos referencia no es sino un procedimiento al que llamamos RITMIFICACIÓN mediante el cual se ajusta la dosificación y frecuencia del remedio espagírico al diapasón biológico del paciente y al ritmo conveniente del Sol y la Luna. Este ajuste a los ritmos del Universo es de especialísima importancia en nuestra ciencia, tanto a la hora de aplicar un preparado como a la de confeccionarlo. En realidad, la Ritmificación no es sino la expresión consciente de la Simetría y por ende, la alineación con el NOUS u ORDEN frente al CAOS o tendencia entrópica. Exac tamente el mismo sentido tiene el ordenamiento del " tiempo sagrado " o litúrgico respecto a la posición del Sol en las plegarias rituales del Islam y en algunas fiestas del antiguo calendario cristiano. En este sentido, podríamos afirmar que rezar en los tiempos sagrados es ritmificar el espíritu del hombre, ordenar el alma y la voluntad alineándola con el NOUS frente al CAOS, así que visto bajo este prisma, el papel espiritual y el carácter sacerdotal de la Espagíria como Arte de Curar, cobra todo su sentido.
El desarrollo de esta forma de acercarse a la Naturaleza, de esta manera de redimir a la propia Muerte integrándola en el proceso SOLVE-COAGULA, supone pues la aplicación a una Ciencia con consciencia .
Nuestra espagíria debía y debe resurgir con vocación artesanal, en la sencillez de los gremios y maestrías y alejada de los diplomas y las vanaglorias. Los viejos instrumentos salen de nuevo a la luz tras casi quinientos años de forzado silencio. Habrá ¿ qué duda cabe? otras " inquisiciones ", otros intereses oscuros, otros verdugos con otros disfraces, e, incluso, no faltarán como ocurriera ya en tiempos pasados, quienes oculten sus falacias tras el nombre de nuestra Ciencia, pero de una u otra forma, en tiempos de penuria o de abundancia, la transmisión de los saberes de Hermes no se romperá nunca, tal vez porque sus leyes estan escritas a fuego en el corazón de los hombres.


Fuente: Innatia.com