Seguidores

Contador de Visitas

AmazingCounters.com

Contador de Visitas

17 ene. 2013

LEY DE CAUSA - EFECTO.

Ley de causa-efecto


El miércoles 9 de enero de 2013 mientras nuestra invitada en el programa de radio Arcannum (Ona da Santa-Montjuïc), Álex Guerra Terra, nos hacía la exposición sobre arqueoacústica dijo algo que se quedó repiqueteando en mi cabeza. Algo así como: "la moda de la CAUSALIDAD".
Este repiqueteo me ha llevado a hablar esta semana (16/01/2013) de la CAUSALIDAD.
La causalidad puede ser:
1.- Física.
2.- Mecánica.
3.- Filosófica.
4.- Dada por un estudio estadístico.
5.- O puede estar respaldada por el Test de Wiener-Granger.
El Test de Wiener-Granger fué desarrollado por el Premio Nóbel de Economía de 2003 Clive Granger.
No me voy a extender ni con estudios estadísticos ni tests economistas. Pero sí que voy a hablar de Física y Mecánica CUÁNTICA y de la LEY DE CAUSA-EFECTO. Ley fundamental para las ciencias y, sobre todo, para la física.
La Ley de Causa-Efecto es una ley de la física y mecánica cuántica. Los CUANTOS son unas partículas subatómicas y la mínima expresión de energía para que la luz pueda ser transportada.
Esta ley nos dice que toda causa produce un efecto y que todo efecto tiene su causa. Es decir, para que algo suceda ha de haber algo que lo produzca. Y cuando se produce, da un resultado: CAUSA-EFECTO; EFECTO-CAUSA. De ahí sale la palabra CAUSALIDAD.
No vamos a entrar en una diserción de física cuántica, claro que no. Pero sí decir que esta Ley de Causa-Efecto produce otra: EL PRINCIPIO DE INCERTIDUMBRE del que ya empezó a hablar Einstein en 1930.
La CAUSALIDAD también es un principio METAFÍSICO que nos lleva también a la Ley de Causa-Efecto y de la que ya habló ARISTÓTELES. Y KANT (filósofo) nos decía que esta ley es una de las bases del entendimiento humano, teniendo un carácter UNIVERSAL.
Por tanto, y remontándonos SÓLO un poquito, vemos que la CAUSALIDAD no es una MODA. ES UNA LEY TANTO DE LA FÍSICA Y MECÁNICA CUÁNTICA COMO DE LA FILOSOFÍA ANIMISTA.
Que brujas "haberlas, haylas"... pero no todas incultas.
                                                                                                       © Morganna Barcelona.