Seguidores

Contador de Visitas

AmazingCounters.com

Contador de Visitas

16 jul. 2012

QUE NADIE OSE DESPERTAR A LA GUERRERA!!!!




Morrigan, también conocida como Morrigu, es la diosa celta de la muerte y la destrucción. Se la representa típicamente con armadura y armas. Morrigan está presente en todas las guerras, tomando la forma de cuervo o corneja. Su papel en la guerra es infundir en los soldados la fuerza (y la ira) para combatir. Su nombre significa "Gran Reina" o "Reina Espectral". Morrigan también se puede traducir o encontrar escrito como Carrie o Carrigan.
Morrigan es la diosa de la guerra, y por lo tanto de la muerte. Pero también representa la renovación; la muerte que da a luz a una nueva vida, el amor y el deseo sexual. La vida y la muerte están muy unidas en el universo celta.
Morrigan es doncella, madre y viuda. Formaba una tríada con Badb y Macha, aunque en algunas fuentes se la describe como diosa triple, incluyendo a Bodbh y Macha como otras manifestaciones de Morrigan.
Esta diosa pertenece a los Tuatha Dé Danann, los seres mágicos que habitaron Irlanda antes que los irlandeses actuales.
Mórrígan, cuyo nombre significa literalmente "La reina de los fantasmas" era una diosa tripartita de la guerra de los celtas irlandeses antiguos que incitaba a los guerreros a combatir. Colectivamente era conocida como Morrigu, pero sus personalidades también eran llamadas; Nemhain (pánico), cuyo aspecto espantoso adoptaba sólo cuando se presentaba ante los que iban a morir; Macha (batalla), que aparece bajo la forma de una hembra de cuervo y Badh, cuyo nombre deriva del protocelta bodbh, "corneja", aspecto con que incitaba a los guerreros a la batalla. Ella es comúnmente conocida por estar involucrada en la Táin Bó Cúailnge, donde es al mismo tiempo una auxiliadora y un estorbo para el héroe Cúchulainn. A menudo se representa como un cuervo o corneja aunque podía adoptar muchos formas distintas (vaca, lobo o anguila).
Identificación con Anu
Que Morrigan es una diosa importante está evidenciado en su identificación con Anu, la diosa que en el Glosario de Cormac es definida como mater deorum hibernemsium y es descrita como la "nutridora de los dioses". Se trata del personaje a quien fueron dedicados los "dos senos de Anu", dos colinas gemelas en el condado de Kerry, en Munster. Tal identificación se encuentra en Lebor Gabála Érenn:
«Ernmass tenía otras tres hijas, Badb Chatha y Macha y Mórrígan, cuyo otro nombre era Anu» (Lebor Gabála Érenn, 64)
Puede parecer curioso que una diosa guerrera como Morrigan pueda ser identificada con Anu, la "nutridora de los dioses". Este punto, si es verificado, arrojaría una luz interesante sobre la antigüedad de esta figura. Se podría pensar en una antiquísima diosa de características duales, tanto benignas como malignas, similar a la diosa india Devī, esposa de Siva, entre cuyos muchos aspectos están incluidos la dulce Umā, la batalladora Durgā o la terrible Kalī.
Glosas y glosarios
Las primeras fuentes que tenemos de la Morrigan son glosas y glosarios de manuscritos en latín. en un libro escrito a mano del siglo IX que contiene la traducción del libro de Isaías al latín vulgar, la palabra Lamia es usada para traducir la palabra hebrea Lilith. Una glosa explica esto como "un monstruo en forma femenina, que es, una morrigan". El Glosario de Cormac, también del siglo IX, explica la palabra plural gudemain (espectros) con la forma plural morrigna. El glosario de O'Mulconry, que data del siglo VIII, dice que Macha es una de las tres morrigna. Al parecer, en aquella época el nombre Morrigan se refería a una clase de cosas más que a algo individual.
Invocada en las batallas, tenía como misión despertar el espíritu de combate, la ira y la fortaleza que deben ponerse en juego en cualquier combate si se desea ganar. Así, los antiguos contaban que Morrigan se aparecía en los campos de batalla, vestida con armadura y armas, principalmente una espada e incitabaa los soldados a luchar más allá de sus fuerzas, ya que les otorgaba valor ypoder. A veces no era visible, pero se la reconocía inmediatamente por los cuervos que sobrevolaban el lugar, y la presencia de éstos indicaba que Morrigan estaba allí, por lo que se convertían en un buen augurio para el combate. Según dicen, respondía al llamado de los cuernos de guerra y no se retiraba hasta que el último enemigo hubiera sido liquidado o se rindiera. Los cráneos de los caídos eran conocidos como “las bellotas de Morrigan” y constituían la suficiente ofrenda para esta diosa belicosa.
La Gran Reina o la Reina Espectral, como también se la ha llamado, era hija de Delbáeth y Ernmas y tenía tres hermanos: Badb, Macha y Nemain. En el universo celta todos los ciclos de la vida están unidos, de modo que el aspecto destructor de Morrigan también conlleva la renovación y el nacimiento, la nueva vida, el amor y el deseo sexual. Es por ello que se la representa en diferentes etapas de su vida, como doncella, madre y viuda. Estaba casada con Dagda, con quien renovaba el ciclo de la fecundidad cada año, durante la fiesta de Samhain (noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, la tradicional Noche de Brujas y día de los Muertos, respectivamente). Sus hijos eran los futuros guerreros de Irlanda, aquellos que guiarían a los combatientes a la victoria.
Morrigan posee ciertas características que la distinguen: es la señora de la noche, la magia, la adivinación y las profecías. De naturaleza vengativa, guarda rencor hacia sus enemigos y cobra lo que es justo, generando un continuo ciclo de renovación. También se la ha designado señora de la brujería y era honrada por las sacerdotisas celtas. Entre otros aspectos, se la asocia con la abundancia, la riqueza y la fecundidad, fundamentalmente por su poder de hacer renacer todo luego de su supuesta aniquilación. Pese a su aspecto feroz y terrible y a su personalidad tempestuosa y bélica, Morrigan era considerada una hechicera sensual y apasionada, vagabunda en las noches oscuras. Representa también el misterio y todo lo insondable de la vida y la muerte, ya que sólo ella posee sus secretos. Pertenece a los Tuatha Dé Danann, los seres mágicos que habitaron Irlanda antes que los irlandeses actuales.
Al ser invocada, Morrigan se presenta de manera misteriosa; es muy desconfiada. Si se gana su favor, se consigue derrotar a los enemigos, saciar la sed de venganza, obtener valor y fuerza para afrontar las situaciones más adversas y conseguir justicia en el trato con los demás o en las cortes. Asiste a quienes han perdido a alguien querido concediendo la capacidad de comprender que la vida y la muerte son un ciclo continuo, que debe ser renovado y jamás detenido.También asiste en momentos de debilidad y en todo tipo de trabajos mágicos en los que se desea más poder y fuerza para vencer a nuestros contrincantes.
Su aspecto es atemorizante por el poder que emana de su mirada; Morrigan tiene largos cabellos negros, ojos centellantes y cicatrices de guerra en su rostro, pero es muy bella; es la típica guerrera apasionada, de gran temperamento y carácter variable, que tanto puede conceder como destruir y cuya ira no es fácilmente aplacada.
(Varias fuentes).