Seguidores

Contador de Visitas

AmazingCounters.com

Contador de Visitas

6 dic. 2011

Utensilios Caseros para Rituales



Diccionario de los Rituales Hogareños 


ACEITE
Después de purificar se pueden encender mezclas que contengan aceite o untar las velas.
AGUA
Para energizar un elemento lavarlo con agua salada y después exponerlo alternativamente a la luz. El agua es el elemento purificador por excelencia, el más simple y vital de todos. Por eso, constituye el principal componente de las fórmulas para la limpieza energética de personas o ambientes.
Si sabemos que en nuestra vivienda hay vibraciones perjudicales, podemos probar este ritual: comprar una copa nueva transparente. Enjuagarla y poner partes iguales de agua, sal fina y vinagre blanco.
Una fórmula más simplificada es hacerlo sólo con agua y sal.
Después poner el vaso en un ricón (o vasos) y observar al cabo de una semana. Si el preparado ha oscurecido o parece como si hubiese hervido y se hubiese salido hacia afuera, es señal de que la casa necesita una “limpieza”.
Continuar con la fórmula hasta que la mezcla quede tan limpia como cuando se colocó.
BAÑOS
Existe un baño de descarga muy eficaz que las buenas brujas siempre recomiendamos:
Consiste en poner hervir en un jarro con agua 1 limón, 1 ajo y una taza de ruda (seca o fresca, es indiferente).
Dejamos enfriar y después de bañarnos como de costumbre, nos “aclaramos” con la mezcla (con los ojos bien cerrados, que es una mezcla ácida) desde la cabeza.
Si de enamorarse o de amigarse con alguien se trata, agregar tres cucharadas de miel a un vaso de agua caliente, dejar enfriar y “enjuagarnos” después del baño.
CARBONES
Los carboncitos que se compran en tiendas esotéricas.  Se cojen uno por uno con pinzas o con la punta de la tijera y se colocan sobre una llama. Una vez que han comenzado a chispear, se vuelcan a un recipiente resistente al calor y, preferentemente, con asa.  Luego se espolvorean con el elemento seco que indique la receta (sándalo, incienso, romero, sangre de drago, etc.) y se pasa por toda la casa, haciendo con él una cruz en el aire en cada ambiente. Ésto es lo que se denomina Sahumerio.
COLORES
Los elementos de color blanco representan la pureza, si son rosa se relacionan con el amor.
El celeste y el azul indican protección divina.
El verde preserva la salud física.
El anaranjado, la salud astral y también se emplea en rituales para atraer dinero.
El rojo revitaliza.
El amarillo y el dorado inspiran inteligencia e iluminación.
El violeta el color de la espiritualidad, es excelente para armonizar cuerpo y alma, porque transmuta las vibraciones negativas en positivas.
El marrón y el gris son muy poco empleados, ya que ambos sugieren sentimientos depresivos y poco felices.
El negro es símbolo de resolución y firmeza. Llevar una gema negra (por ejemplo, azabache) puede resultar favorable, pero en prácticas mágicas, encender una vela negra o vestirse de negro para un ritual se interpreta como una llama a las fuerzas del mal con intención de atraerlas.
CONGELAR
Si deseamos mantener a una persona alejada de nuestra vida a causa de una mala relación, escribir el nombre de quien se trate en un papel blanco, colocarlo dentro de un vaso con agua y congelar. Después vaciarlo en el  W.C. y hacer correr agua limpia por el desagüe.
CRUZ
Disponer los ingredientes de una fórmula en forma de cruz o hacer la señal de la cruz con o sobre un elemento (por ejemplo: pasar el sahumador por la casa o bendecir el agua) se hace con la intención de marcar la diferencia entre un gesto común y el ritual. Por ejemplo, se puede colocar sal al agua en que se va a cocinar, pero si se vierte sal en forma de cruz sobre el agua se interpreta que implícitamente, estamos procendiendo para proteger a los comensales.
DIAS
Los mejores días para hacer rituales hogareños son los martes, jueves y sábados. Si vamos a realizar una limpieza energética de casa o quieremos prender velas para guiar a nuestros seres queridos desencarnados o pedir algo personal, comenzaremos en uno de los días recomendados. Nunca realizar prácticas mágicas los domingos, porque ése es el día consagrado para el descanso, pero si por ejemplo estamos realizando una novena no se debe cortar porque sea domingo.
CERILLAS
Las velas y sahumerios se encienden con cerillas de madera o directamente de otra llama que haya sido prendida con madera. Evitar encendedores y mecheros.
MIEL
La función de la miel es atraer. Por lo tanto no se debe colocar miel en una fórmula que tiene por fin limpiar, purificar o descargar la negatividad de una persona o un lugar. El ritual más común con miel consiste en poner en un vaso con agua tres cucharadas de miel y sumergir un papel blanco con el nombre escrito –en tinta indeleble azul o rosa- de la o las personas que se quiere acercar. También se puede hacer para volver más “dulce” el carácter de una persona.  El vaso se esconde en un lugar apartado de la vista y a la semana se arroja el contenido a una cloaca.
RUDA
- Poner 2-3 litros de agua a hervir, con 1 limón y 3 cucharadas de ruda seca. Retirar del fuego, trasvasarlo a un cubo de fregar y agregar 1 litro de vinagre blanco. Cuando el líquido haya enfriado, mojar en él unos trapos y pasarlos por marcos, zócalos y suelo. Antes de hacer esta limpieza, la casa debe estar como poco barrida;
- Pasar el trapo una sola vez no los mojarlo de nuevo en el líquido;
- No retroceda a medida que se avance con el trapo;
- Cuando terminemos la limpieza, levantar los trapos con un cepillo de madera o un palo, ponerlos en la fregadera, tirar el agua de ruda con vinagre sobrante y dejar correr el agua un buen rato.
VELAS
Siempre que dudemos acerca de qué color de vela encender, optar por las blancas comunes que se emplean cuando se corta la electricidad (si son de parafina mejor). Son las más económicas y las más usadas para magia blanca.
Las de colores se utilizan en trabajos concretos, pero lo que en realidad importa en todas las situaciones es la intensidad con la que se hace el pedido.
Mejor no encender velas negras y las rojas si es una fórmula revitalizadora o energizante. De lo contrario podríamos estar convocando a entidades no deseadas como las del bajo astral.
Cuando se enciende una vela se deja consumir hasta el final, pero si por algún motivo no se puede esperar hasta que esto suceda, se apagan con un apagavelas o mojando los dedos pulgar e índice con saliva y, luego, apretándolos contra la llama.
El ungido de las velas (unción con aceite) se hace para consagrarlas a un fin determinado.
VINAGRE
Es un elemento purificador muy empleado para realizar limpiezas. Agregar tres chorritos de vinagre al enjuague de azulejos, suelos y ropa cuando hagamos una limpieza energética en casa. ¡Es un eficaz remedio contra la mala “onda”!